5 claves para estudiar y trabajar al mismo tiempo

Muchos jóvenes se enfrentan al doble desafío de estudiar una carrera mientras trabajan. ¿Eres uno de ellos? Aquí te dejamos algunas claves para simplificar esta difícil tarea.

Si eres uno de ellos, aquí te dejamos las 5 claves para estudiar y trabajar al mismo tiempo.

¿Qué debo de tener en cuenta para combinar estudios y trabajo de forma exitosa?

1) Organiza bien tu calendario
Lo primero y fundamental es que logres gestionar bien tu tiempo.

Si tienes la posibilidad de elegir las clases que vas a cursar por semestre, intenta no sobrecargarte. Elige las materias más fundamentales y asegúrate que los horarios no impidan que cumplas con tus obligaciones en el trabajo.

2) Utiliza los métodos de estudio adecuados
De la misma forma que organizaste tus horarios, debes planificar tus horas de estudio para que rindan al máximo.

El primer consejo es que intentes no faltar mucho a clase, sino luego te será más difícil ponerte al día. También es recomendable que tomes apuntes y a la hora de estudiar utilices estrategias, como resúmenes y mapas mentales.

3) Habla en el trabajo
Es importante que tus jefes estén al tanto de tu situación, para que puedan tener las consideraciones correspondientes.

Recuerda que la ley estipula días de licencia por estudios obligatorios, y muchas empresas están cada vez más abiertas a la flexibilidad horaria.

4) Habla en la universidad
De igual forma que hablaste en el trabajo, también puedes poner en aviso a tus docentes de tu situación.

Tampoco está de más hablar con tus compañeros; después de todo serán ellos quienes tengan que pasarte apuntes cuando faltes a clase.

5) Cuida tu salud
Estudiar y trabajar al mismo tiempo puede resultar sumamente agotador, por lo que es fundamental que cuides más que nunca tu salud.

Duerme al menos 7 u 8 horas al día, aliméntate de forma saludable para que tu cerebro funcione mejor y no te olvides de tomarte tiempos de relax para descansar y distenderte.

Aunque lo veas impensable e imposible, reserva algunas horas de la semana para hacer alguna actividad de ocio, ya sea practicar un deporte o ir al cine con tus amigos, o cualquier cosa que te ayude a desconectar, pasar un buen rato y recargar energías.