Las 50 películas que tienes que ver antes de morir

Se han hecho muchas películas, pero solo unas pocas son indispensables. Aquí tienes una lista de las 50 películas que hay que ver antes de morir.

Es imposible haber visto todas las películas que se han hecho a lo largo de la historia. Todos los países tienen su propio cine, y ya es difícil ver todo el cine del nuestro propio. A pesar de ello, hay joyas que rompen las fronteras y son indispensables. Las 50 películas que hay que ver antes de morir son un ejemplo del mejor trabajo realizado por aquellos que se encargan de crear la magia del cine. Prepara las palomitas, ponte cómodo y vete tachando poco a poco toda la lista.

Indiana Jones: En busca del Arca Perdida

Si hay una historia de aventuras por antonomasia en el cine esa es Indiana Jones. Todos hemos soñado en nuestra vida con ser arqueólogos y descubrir los secretos ocultos del mundo. Y mejor todavía si eres Harrison Ford blandiendo un látigo y peleando contra los nazis. Pese a contar con cuatro películas, la historia del Arca Perdida se lleva la palma con diferencia. Para muchos ocupa un primer puesto en películas favoritas.

La animación japonesa o anime parecía cosa de críos, hasta que llegó Studio Ghibli. Sus obras son para todos los públicos, capaces de fascinar por igual a grandes y pequeños. De entre sus obras, hay una que marcó un punto de inflexión con occidente. El viaje de Chihiro fue la primera película japonesa en ganar el Óscar al mejor largometraje de animación. Su historia nos absorbe, teniendo siempre un ojo pegado a todo lo que pase en la pantalla, creando mundos imposibles de imaginar.

La época dorada del cine, los años 50, nos regaló uno de los mejores musicales, sino el mejor, de todos los que se han hecho. Todo el mundo conoce, aunque no la haya visto, el mítico “I singing in the rain”, con Gene Kelly. Una obra magistral que consiguió ser recordada tanto por su magnífica banda sonora como por su coherencia y buena narración de la historia.

Forrest Gump

Hay pocas películas que muestran la dura realidad de la vida como Forrest Gump. El personaje de Tom Hanks ha pasado a la historia gracias a innumerables escenas donde aborda, con gran astucia, la dura realidad de Estados Unidos para los años 70 y 80. La belleza con la que Forrest Gump ve el mundo es envidiable, sin buscar en las acciones de las personas maldad.

El show de Truman

¿Alguna vez te has sentido observado? Jim Carrey sí que tuvo cientos de cámaras grabando cada segundo de su vida para ser emitido al mundo las 24 horas del día. Una dura realidad que se puede relacionar de manera directa con la prisión a la que vivimos hoy en día, donde todo el mundo parece saber lo que haces. No hay nada igual.

Pulp Fiction

Quentin Tarantino es uno de los grandes directores de los últimos tiempos. No cuenta con ningún Óscar, pero eso no hace que sea una de las personalidades más reconocidas. Su cine ya cuenta con “marcas de la casa” que hacen única cada una de sus películas. Pulp Fiction es, para muchos, su gran obra.

El quinto elemento

Pese a la mala crítica que cosechó, El quinto elemento es una película de ciencia ficción que merece la pena ver. Bruce Willis y Milla Jovovich se ponen a las órdenes de Luc Besson para dar rienda suelta a una historia que dará la sensación de flojear en algunas partes, pero que recordarás seguro.

Alien, el octavo pasajero

La amenaza extraterrestre siempre ha estado ahí fuera, pero hasta los xenomorfos de Ridley Scott no nos habíamos imaginado que podían ser tan terroríficos. La ciencia ficción sirve de base para narrar la lucha de la tripulación de la nave Nostromo contra un enemigo desconocido. La repercusión que causó la hacen merecedora de un puesto en esta lista.

El club de la lucha

David Fincher se basó en la novela de Chuck Palahniuk para llevar a la gran pantalla una de las mejores películas de Brad Pitt y Edward Norton. El club de la lucha es casi imposible de explicar, hay que verla para entenderla. Una vez que lo hayas hecho, comenzarán a asaltarte preguntas a la cabeza cuando comienzan a llegar los giros de guion inesperados.

La lista de Schlinder

La Segunda Guerra Mundial fue uno de los acontecimientos más terribles del mundo contemporáneo, y Steven Spielberg se atrevió a plasmarlo con este drama. Sus siete Óscar son una buena prueba de que estamos ante una de las mejores películas de los últimos años. Una desgarradora historia donde se muestra al espectador cómo se vivió en aquella época con una dirección impecable.

El silencio de los corderos

Hay películas que encasillan a los actores, y El silencio de los corderos fue la que lo hizo con  Anthony Hopkins. Este thriller explota al máximo todos los recursos que tiene para bordar de principio a fin la película. El guion y la dirección, junto con la interpretación de su reparto, la valió cinco Óscar en el año 1991, incluyendo el de mejor película.

Casablanca

Si hay que hablar de un icono del cine, ese sería Casablanca. Los años 40 comenzaban a dar los primeros destellos de lo que estaba por llegar. Una revolución a la hora de contar una historia. Los críticos la valoran como la película entre las películas, poniendo en duda que algún día se pueda llegar a repetir una obra como esta.

El padrino

Hablar de cine es hablar de El padrino. Francis Ford Coppola traspasa los límites de la narración vistos hasta el momento para dar pie una trilogía que incluye las dos primeras entre las mejores película de la historia del cine. Marlon Brando hace uno de los papeles más increíbles de los que se recuerda, y Al Pacino despierta al gran actor que lleva dentro. Pese a la duración, engancha de principio a fin.

Star Wars: Una nueva esperanza

George Lucas creó hace ya mucho, mucho tiempo, una de las franquicias más exitosas del cine. La fiebre de Star Wars nunca pasó, y las nuevas películas solo lo confirman. Pero es bueno mirar al principio para darse cuenta de aquella historia que, lejos de buscar convertirse en el icono que es, ha pasado a formar parte de la historia de la humanidad.

Braveheart

Mel Gibson dirige esta historia épica sobre el personaje histórico William Wallace y la resistencia de Escocia frente a los ingleses. Una superproducción que eclipsó al resto de películas que vieron la luz en 1995. Escenas de acción en las que se no esconde nada, dejando una obra que atrapa a cualquier espectador.

American History X

Edward Norton consigue alcanzar la cumbre en su carrera con una poderosa crítica social. Tras ir a la cárcel por unos brutales actos neonazis, el personaje de Norton vuelve para reincorporarse a la sociedad. Su único objetivo ahora es ayudar a que su hermano no cometa los mismos errores que el cometió, y de los que tuvo que aprender en su estancia en la cárcel.

Apocalypse Now

Nadie ha plasmado de mejor forma el olor del napalm por la mañana a ritmo de Creedence Clearwater Revival. Coppola lleva el conflicto de Vietnam narrado en la novela de Joseph Conrad a la gran pantalla en una producción convertida en película de culto. Un visión muy diferente a la que estamos acostumbrados de la guerra.

Origen

Christopher Nolan se sumerge en la mente humana para bucear en las ideas. Leonardo DiCaprio encabeza el reparto de esta película que ya solo por los efectos especiales entra por los ojos. Su mensaje es tan potente que parece impensable el imaginar una forma diferente de contarlo. Una de las mejores películas de la última década.

Gladiator

El Imperio Roma y sus territorios conquistados son el escenario sobre el que se asienta esta historia de venganza. Ridley Scott pone a Russel Crowe ante la cámara para contar una de las mejores aventuras de la antigüedad jamás hecha película. Todo ello combinado con la inmejorable banda sonora de Hans Zimmer, que convierte cada escena en un disfrute tanto para los ojos como para el oído.

Jurassic Park

La ciencia está muy avanzada, pero todavía no hemos sido capaces de viajar al pasado. Los dinosaurios son uno de los grandes misterios de la Tierra, pero Spielberg quiso recrear un sitio en el que se pudiese caminar entre estos colosos. El resultado es una película de aventuras que, lejos de destacar frente a otras, resulta un hito en la historia del cine.

La princesa prometida

La princesa prometida es una película con la que crecer, pero que nunca es tarde para para ver por primera vez. Una historia con todo lo necesario para contar un cuento medieval. Caballero que rescata a princesa, brujería, luchas con espadas y un toque de humor que la hace  todavía más llevadera. Una comedia romántica que se ha vuelto un valor seguro cuando se trata de cine en familia.

La vida de Brian

Los humoristas británicos Monty Python’s utilizan la historia de Jesucristo para darle un toque de humor absurdo. No hay que buscar ningún sentido a lo que pasa en pantalla, solo se trata de relajarse y disfrutar con una sátira llevada al extremo. Se ha convertido en su mayor logro cinematográfico, siendo un referente en el género de la comedia.

Cinema Paradiso

Uno nunca llega a pensar que de todo se puede contar una historia, incluso de un cine. Es, a grandes rasgos, una oda al cine y a todo lo que ha dado. La relación entre Alfredo, el dueño del cine, y Salvatore, el joven muchacho que solo quiere disfrutar, es amistad en estado puro. Un clásico del cine italiano que no puede faltar en la vida.

La vida es bella

La Segunda Guerra Mundial y la invasión fascista de Italia muestran las represiones más duras contra los contrarios al eje. Si ya era duro estar en un campo de concentración, tener que estar con tu hijo, al que no quieres ver perder la sonrisa, es todavía más duro. Un drama que poco a poco va penetrando en el corazón hasta que empiezan a brotar las primeras lágrimas.

Matrix

La revolución tecnológica fue la excusa perfecta para que los hermanos Wachowski crearan una película difícil de analizar en la primera pasada. Las preguntas que plantea Matrix no llegan a responderse en su totalidad durante la película, queda a merced del espectador imaginar cómo sería un mundo así. Las secuelas buscan cerrar una trama que se hubiese quedado mejor abierta.

El rey león

Disney ha demostrado tener en su fábrica de sueños una producción infinita de historias. Son muchas las películas que han salido de la casa del ratón, pero El Rey León consigue coronarse por encima de ellas. Este drama sobre la pérdida de un padre se ameniza con el toque musical e infantil, enseñando que no todo está perdido.

Infiltrados

Martin Scorsese ya había demostrado de lo que era capaz, pero volvió a sorprender otra vez. El saber todo y no poder decir nada en este juego de espías coloca al espectador en una situación de tensión constante. La acción es vibrante, teniendo secuencias en las que no puedes parpadear por no querer perderte nada.

Atrapado en el tiempo

Bill Murray protagoniza esta película que parece haber quedado olvidado, pero que rebosa maravillas por cada minuto de metraje. La idea es sencilla, te levantas y vives el mismo día una y otra vez pero, ¿qué haces cuando sabes todo lo que va a pasar? Una historia que trata de mostrar el buen acto social que hay en todos nosotros, haciendo una autoreflexión sobre la importancia de cuidar al resto antes que a nosotros.

Big Fish

Tim Burton se ha ganado su sitio en la historia del cine, y Big Fish fue solo la obra que demostró lo que ya se sabía. Un cuento que narra con toques de comedia y fantasía un drama que se vive en el primer mundo.

¡Olvídate de mí!

Jim Carrey vuelve a salirse del papel habitual en comedias hilarantes para protagonizar uno de los mejores romances. Joel, el protagonista, descubre que su novia ha hecho que borren todos sus recuerdos de su relación. Para pasar página, él dice olvidar también sus recuerdos, pero, justo antes de que ocurra, guarda una última imagen de su amor por Clementine.

Los Goonies

Bien podría ser la historia de cualquiera en la adolescencia. Amigos y ganas de encontrar un tesoro pirata para vivir mil aventuras. A este grupo de jóvenes que encandiló en los 80 a buena parte del público, se volvió más que un simple juego para pasar la tarde. Tiene todo lo que necesita para ser una aventura que no merece la pena perderse.

El indomable Will Hunting

Los actores Matt Damon y Ben Affleck escribieron uno de los mejores guiones del cine con El indomable Will Hunting. Al reparto se une el genial Robin Williams, haciendo de profesor bohemio que tratará de ayudar al joven Will a escoger entre disfrutar de la vida con los amigos en el bar o aprovechar su sorprendente cabeza en la universidad.

El club de los poetas muertos

“¡Oh capitán, mi capitán!” El poema de Walt Whitman nunca se había escuchado con tanto poder en el celuloide. Robin Williams encarna uno de sus mejores papeles para mostrar a unos jóvenes colegiales la magia de la poesía y la literatura inglesa. La película es una oda a la lucha por los sueños, que despertará las mentes más adormiladas.

Una noche en la ópera

Los hermanos Marx fueron un icono de los años 30, haciendo reír al público de medio mundo con sus películas. Una noche en la ópera es, simplemente, magistral. En un primer vistazo se te quedarán grabadas varias escenas, como la del contrato o la del camarote. Todo ello para hilar una trama que, pese a quedar eclipsada por la interpretación de los tres hermanos, resulta entretenida.

El gran dictador

Charles Chaplin es uno de esos iconos del cine que todo el mundo tiene que conocer. En plena Segunda Guerra Mundial, el afamado actor de cine mudo se atreve a realizar una de las mayores denuncias contra el fascismo y el antisemitismo. Por casualidades de la vida, un barbero judío guarda una apariencia muy similar con el dictador de Tomania, un tirano que culpa a los judíos de la situación que vive su país.

El Precio del Poder

En 1983 se lanzó el remake de de Scarface, el terror del Hampa, pero esta vez con un Al Pacino encabezando una de las mejores películas de mafias. Tony Montana es un emigrante cubana con llega a Miami con un solo objetivo: convertirse en el gángster más peligroso. Para ello, seguiremos sus pasos desde los inicios más violentos hasta la soledad de un hombre poderoso.

La ola

La educación puede ser más poderosa de lo que nos planteamos a primera vista. La ola trata de mostrar cómo, lo que empieza siendo un proyecto, se convierte para los alumnos en una seña de identidad. Para explicar cómo funciona un régimen totalitario, los alumnos de instituto vivirán el suyo propio, llegando a radicalizar sus actividades. Una película que no llegó a Hollywood pero que causó un gran impacto.

Avatar

La película de James Cameron fue la puerta a un mundo nunca antes visto por el hombre. La historia no deja de ser una contada mil veces, pero esta vez cuenta con una calidad de imagen que deslumbra al espectador. Una inmersión que provoca la necesidad de querer saber más sobre todo ese mundo que Cameron ha creado.

V de Vendetta

Las adaptaciones del cómic nunca han pasado de moda, pero siempre se ha pensado en superhéroes. V de Vendetta adapta a la gran pantalla la obra homónima de Alan Moore, para dejarnos con uno de los rebeldes políticos más queridos por todos. Su acción se entremezcla con momentos pausados de diálogo en los que descubrimos la lucha que emprende el activista de la máscara.

Regreso al futuro

La historia de la máquina del tiempo es antigua, pero la del DeLorean que viajaba a través del tiempo es muy distinta. Es una película de culto de cine juvenil, entretenida tanto para mayores como para pequeños. Incluso ahora es buen momento para echar un vistazo atrás y pensar cómo hubiese cambiado nuestras vidas si hubiésemos tomado aquella decisión.

Grease

El musical romántico más visto de todos los tiempos, sin lugar a duda. John Travolta y Olivia Newton-John hacen la pareja de instituto típica de película americana para crear una película que ha traspasado el tiempo. Es divertida, entretenida y no pararás de escuchar en tu cabeza su banda sonora.

La naranja mecánica

Stanley Kubrik da la visión más escalofriante la ultraviolencia a ritmo de Beethoven. Una película que se centra en Alex, el jefe de la banda de los drugos, a quien le gusta dar rienda suelta a sus instintos más salvajes. Todo cambia cuando Alex es apresado y puesto en un programa de rehabilitación. ¿Fue peor el remedio que la enfermedad?

Slumdog Millionare

Una película mágica que demuestra que la vida es una clase de la que se aprenden lecciones todos los días. Arrasó en 2008 en la gala de los Óscar, llevándose ocho estatuillas de las 10 nominaciones. Sencillamente única, la historia de cómo un niño sin nada que llevarse a la boca consigue hacerse millonario.

Salvar al soldado Ryan

Una visión desoladora de la Segunda Guerra Mundial, donde acompañamos a Tom Hanks y su pelotón en la búsqueda de un soldado perdido. La madre de Ryan ya ha perdido a tres de sus hijos en la lucha, y el gobierno de Estados Unidos cree que es hora de dar paz a la mujer, aunque eso signifique mandar a un grupo de hombres al mismísimo infierno.

Amelie

Se ha convertido en la película francesa de referencia. Una simpática comedia que muestra el día a día de una chica muy alejada de la normalidad, pero que vive cada segundo de su vida para ayudar a los demás. Es difícil de describir, pero es una parada obligatoria en la vida de todas las personas.

El laberinto del Fauno

La posguerra española se viste de cuento de hadas en este thriller que arrancó aplausos de la crítica. Guillermo del Toro dirige una obra de corte fantástico donde no falla ningún elemento. Todo cuadra a la perfección para dar como resultado una de las mejores películas del cine español.

El resplandor

Kubrick quería mostrar la locura de una esquizofrenia, y para ello se traslada al mundo del terror. Esta vez no hay sombras ni oscuridad que asusten al espectador, sino la cara de Jack Nicholson dejando algunas de las escenas más memorables del cine. Una obra maestra donde lo paranormal sirve para cerrar una trama basada en el best-seller de Stephen King.

Seven

Morgan Freeman y Leonardo DiCaprio son compañeros en la lucha contra el crimen de una ciudad sin nombre. David Fincher dirige uno de los mejores thriller que ha tenido el cine en los últimos tiempos, mostrando un caso abierto que parece imposible de resolver. La historia solo va creciendo a cada minuto, para acabar con un final perfecto.

Trainspotting

El mundo de las drogas nunca había sido contado de mejor forma que como lo hizo Danny Boyle en 1996. Cinco jóvenes británicos viven de manera constante sobre los efectos de la heroína, disfrutando cada segundo. Pero comienzan a llegar las obligaciones, el tener que depender de uno mismo y el tener que tomar decisiones de las que se arrepentirán.

Ciudad de Dios

Tras ver Ciudad de Dios a uno le cambia la visión de la realidad. Las favelas brasileñas son el escenario perfecto para contar la historia de dos amigos que toman diferentes decisiones, pero que acaban volviendo a verse. Uno es un repudiado mafioso, mientras el otro ama la fotografía y quiere vivir de ello. Lo que hicieron de pequeños quedó atrás, y ahora solo buscan sobrevivir en una ciudad donde el crimen está a la orden del día.