Remedios caseros para la gastritis

La gastritis es esencialmente una inflamación del revestimiento interno del estómago. Esta membrana interior se puede erosionar por diferentes motivos y dar lugar a una úlcera.

El revestimiento del estómago es responsable de producir los ácidos estomacales y diferentes enzimas para la digestión. En un estado inflamado, produce cantidades menores de estos químicos, y por lo tanto causa los diversos síntomas.

La gastritis puede ser aguda o crónica.

La gastritis aguda es la inflamación aguda de la mucosa del estómago, que a menudo es erosiva y hemorrágica. Las causas más comunes son el uso de fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), corticosteroides, exposición a productos químicos luminales de acción directa como el alcohol, el estrés como quemaduras graves, infarto de miocardio y lesiones intracraneales y, durante el postoperatorio, quimioterapia e isquemia.

La gastritis crónica puede ser causada por la infección de una bacteria llamada Helicobacter Pylori. O por causas autoinmunes y la inflamación de la mucosa es crónica.

En este artículo vas a encontrar los mejores remedios caseros para tratar la gastritis.

Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana está hecho de líquido exprimido a partir de manzanas prensadas. A menudo se lo conoce como un antiguo remedio «folk». Sin embargo, una investigación más reciente ha demostrado que consumir vinagre de sidra de manzana puede tener muchos beneficios de salud positivos, incluido el alivio de la inflamación del tracto digestivo. Junto con el ácido acético, el vinagre también contiene vitaminas, sales minerales, aminoácidos, compuestos polifenólicos (que tienen propiedades antioxidantes) y ácidos orgánicos no volátiles. En los Estados Unidos, los productos de vinagre deben contener un mínimo de 4 por ciento de ácido acético por 100 ml, según lo especificado por la Administración de Alimentos y Medicamentos. El vinagre de sidra de manzana reduce el exceso de producción de ácido en el estómago y restablece el equilibrio. También mata los microorganismos que están causando daños en el revestimiento del estómago.La miel en esta bebida te ayuda a aliviar el revestimiento del estómago dañado gracias a sus propiedades emolientes. Ingredientes

  • 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana
  • 1 cucharadita de miel
  • Un vaso de agua

Instrucciones Agregar la miel y el vinagre al agua y mezclar bien. Beber este líquido una o dos veces al día.

Jugo de aloe vera

El aloe vera contiene 99% de agua y el otro 1% está hecho de ingredientes potentes como vitaminas, enzimas, minerales, aminoácidos, saponinas, ácidos grasos esenciales, antraquinonas, ácido salicílico, polisacáridos como glucomanano, manosa y acemanano, esteroles, taninos, esteroles y glicoproteínas. Se han realizado algunos estudios sobre los beneficios de los extractos de aloe vera para los síntomas de la gastritis. En uno, la aloctina, que es una glucoproteína que se encuentra en el aloe vera, se administró a ratas con gastritis. Se encontró que inhibe la cantidad de jugo gástrico y las lesiones gástricas. Los beneficios antiinflamatorios del aloe vera también se estudiaron en ratas infectadas con la bacteria H. pylori. Las ratas infectadas con la bacteria se dividieron en 3 grupos y a un grupo se le administraron 200 mg / kg de aloe vera dos veces al día. Se descubrió que el aloe vera reducía la inflamación. El jugo de aloe vera es extremadamente calmante para el estómago irritado. También reduce la inflamación del revestimiento del estómago con su actividad antiinflamatoria. Al ser un agente antiséptico, también puede inhibir las bacterias causantes de infección. Ingredientes

  • 2 cucharaditas de gel de aloe vera fresco
  • Un vaso de agua

Instrucciones Mezclar el gel de aloe con el agua y beber 1-2 vasos todos los días.

Bicarbonato de sodio

La clave de la capacidad del bicarbonato de sodio para tratar la gastritis asociada al exceso de ácido estomacal radica en su capacidad de neutralizarlo. De hecho, tu páncreas produce naturalmente bicarbonato de sodio para proteger tus intestinos. Como un antiácido absorbible, el bicarbonato de sodio neutraliza rápidamente el ácido del estómago y alivia los síntomas de la gastritis.Se piensa que el bicarbonato de sodio imita los efectos de la producción natural de bicarbonato de sodio en el cuerpo. El mismo tipo de bicarbonato de sodio que usas para hornear o para absorber los olores de tu refrigerador puede neutralizar el ácido del estómago. Sin embargo, ten en cuenta que, mientras que el bicarbonato de sodio proporciona un alivio rápido, este método no es adecuado para todos. La causa más común de toxicidad de bicarbonato de sodio es el uso excesivo. Debes evitar usar bicarbonato de sodio si estás siguiendo una dieta baja en sodio. Una media cucharadita de bicarbonato de sodio contiene aproximadamente un tercio de la ingesta recomendada de sodio durante el día. Ingredientes

  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • Un vaso de agua

Instrucciones Revolver el bicarbonato de sodio en el agua hasta que la mezcla ya no esté turbia. Beber este líquido siempre que tengas síntomas de acidez.

Seguir una dieta antiinflamatoria

La gastritis se trata de la inflamación del revestimiento del estómago, por lo que consumir una dieta que ayuda a minimizar la inflamación puede proporcionar alivio con el tiempo. Sin embargo, la investigación no ha demostrado de manera concluyente que comer una determinada dieta causa o previene la gastritis. Al llevar un diario de alimentos, puedes identificar qué alimentos desencadenan tus síntomas. Luego puedes comenzar a reducir tu consumo o evitar ciertos alimentos por completo. Los alimentos que comúnmente contribuyen a la inflamación son:

  • alimentos procesados
  • gluten
  • alimentos ácidos
  • productos lácteos
  • comida azucarada
  • comida picante
  • alcohol

Por otro lado, las flores de brócoli así como los frutos rojos parecen ser dos de los alimentos más indicados para combatir la gastritis gracias a su potencial antiinflamatorio La dieta antiinflamatoria también debe incluir probióticos (bacterias que estimulan el crecimiento de la flora saludable del intestino), ya que pueden ayudar a mejorar la digestión y estimular los movimientos intestinales regulares. Los suplementos probióticos introducen buenas bacterias en el tracto digestivo de una persona, lo que puede ayudar a detener la propagación de H. Pylori . Comer alimentos que contienen probióticos también puede mejorar los síntomas de la gastritis. Estos alimentos incluyen:

  • yogur
  • kimchi
  • kombucha
  • Chucrut
  • Kéfir
  • Alimentos fermentados

Beber té verde con miel de manuka y hacer comidas de poco volumen

El té verde y la miel de manuka pueden ayudar a aliviar el estómago. Un estudio demostró que beber té verde o negro al menos una vez a la semana podría reducir significativamente la prevalencia de H. pylori en el tracto digestivo.

La miel de manuka también puede ser beneficiosa, ya que contiene propiedades antibacterianas que ayudan a combatir las infecciones. Algunas personas creen que beber agua tibia sola ya puede calmar el estómago y ayudar a la digestión. Por otro lado, realizar grandes comidas, especialmente con alto contenido de carbohidratos puede poner presión sobre el sistema digestivo de una persona y agravar la gastritis. Esto se debe a que el mayor volumen gástrico estimula los movimientos de contracción del estómago lo que favorece el contacto de la comida con la pared del estómago. A su vez, la presencia de alimentos favorece la secreción de ácido gástrico, desencadenando los síntomas típicos de la gastritis. Realizar pequeñas comidas regularmente durante el día puede ayudar a facilitar el proceso digestivo y reducir los síntomas de la gastritis. Además, las comidas bajas en grasas y azúcares se digieren más fácilmente. Una dieta a base de verduras, frutas, proteínas de alta calidad y grasas saludables puede ayudar a controlar la inflamación, permitirte mantener un peso saludable y prevenir deficiencias en vitaminas, minerales y antioxidantes esenciales.

Utilizar aceites esenciales

Una investigación encontró que los aceites esenciales, como la hierba de limón y la verbena de limón, ayudan a aumentar la resistencia a H. Pylori en las pruebas de laboratorio . Otros aceites esenciales muy efectivos para tratar la gastritis son:

Aceite De Semilla De Zanahoria

Es uno de los aceites esenciales más infravalorados. El aceite de semilla de zanahoria se destila de las semillas secas de la planta de zanahoria silvestre. Tiene fuertes propiedades antioxidantes, antifúngicas y antibacterianas. El aceite de semilla de zanahoria disminuye los efectos de la bacteria pylori en el estómago. Como un potente aliviador de flatulencia, el aceite de semilla de zanahoria ayuda a liberar los gases atrapados de los intestinos. Esto ayuda a aliviar la flatulencia, la hinchazón y otras molestias gástricas. Además, estimula la secreción de enzimas digestivas, jugos gástricos y bilis. También hace que la motilidad de los intestinos sea más efectiva. Ten en cuenta que el aceite de semilla de zanahoria no es adecuado para aquellos que tienen epilepsia porque puede provocar una sobreestimulación. Tampoco es seguro para usar durante el embarazo. El uso tópico del aceite de semilla de zanahoria aumenta la sensibilidad de la piel. Elige aplicarlo por la noche o quédate adentro después de la aplicación. También se recomienda mantener la piel cubierta durante 72 horas después de la aplicación. Nunca apliques aceite esencial de semillas de zanahoria puro a sobre la piel sin mezclarlo con el aceite portador. El aceite de oliva o de coco son buenos ejemplos de aceites transportadores.

Aceite Esencial De Corteza De Canela

Se trata de vapor destilado de la corteza exterior del árbol de canela. El aceite esencial de corteza de canela tiene un aroma más rico, más dulce y más potente que la canela molida. Tiene un efecto calmante y relajante. También su potente efecto antimicrobiano mata a la bacteria H. Pylori. Es muy apreciado por su potencial para combatir los parásitos, la inflamación y los virus. El aceite esencial de corteza de canela contiene «eugenol», un compuesto que cura las úlceras estomacales y la gastritis. El eugenol también puede reducir el dolor típico de las úlceras estomacales. Este aceite restaura el equilibrio de la flora intestinal y combate los patógenos. El aceite de corteza de canela es eficaz contra el 98% de todas las bacterias patógenas. También es efectivo contra levaduras y hongos. Tiene poderosas habilidades antiinflamatorias. Tiene propiedades antiparasitarias que evitan la fermentación en los intestinos. Está lleno de antioxidantes. También es una ayuda digestiva natural efectiva. Sin embargo, ten en cuenta que puede causar sensibilidad en la piel cuando se aplica tópicamente. Siempre consulte a un médico holístico natural para saber la dosis segura. El aceite esencial de corteza de canela puede causar dolor de estómago, náuseas y diarrea en algunos casos. Lo mejor es descontinuar el uso en tal caso. Las personas que toman medicamentos para enfermedades del corazón deben tener especial cuidado con el aceite de canela. Puede causar ardor en la boca y lengua, especialmente si padeces úlceras en la boca. Otros aceites que pueden tener un efecto positivo en el sistema digestivo incluyen la menta, el jengibre y el clavo de olor. Los aceites esenciales no deben ser ingeridos y siempre deben diluirse con un aceite portador si se aplica sobre la piel. Puedes utilizar los aceites en un difusor o consultar a un médico sobre cómo usarlos de manera segura para ayudar a aliviar la gastritis. Es importante tener en cuenta que la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) no regula los aceites esenciales ni la medicina alternativa.

Vídeo   Audio  

Nutrición líquida

Los trastornos digestivos están creciendo en su prevalencia en nuestra sociedad actual. La mala nutrición, la hinchazón, la acidez estomacal, los gases y los trastornos del colon son más comunes. Estos síndromes no son normales y pueden ser muy perjudiciales para la vida diaria. El ayuno y la nutrición líquida son fundamentales en el proceso de curación.

La nutrición líquida en forma de batidos, caldos, jugos, etc. proporciona nutrientes clave para apoyar la curación sin la irritación mecánica.

Es recomendable que consuma un caldo de hueso rápido durante 3 a 7 días, para empezar. Luego podrá consumir batidos de proteínas y posiblemente jugos verdes. Puede utilizar 3 a 4 batidos de proteínas cada día con leche de coco, aguacate, bayas y una proteína en polvo de alta calidad.

El uso de la nutrición líquida en forma de batidos, caldo de huesos y jugos estimulará suavemente el proceso digestivo, ingiriendo más nutrientes para la curación gástrica y brindando una nutrición adecuada para el cuerpo. Usar el polvo de proteína o la proteína de colágeno orgánico en sus batidos de leche de coco o en un batido mezclado con agua es una excelente manera de curar el revestimiento mucoso.

Audio  

Ayuno intermitente

Es un gran punto de partida para reducir el estrés en el estómago. El ayuno intermitente es pasar más tiempo sin comer, lo que naturalmente limita la comida a un margen de tiempo más pequeño. Los beneficios del ayuno intermitente es que permite que su estómago se cure al tiempo que reduce la inflamación. Mejora la sensibilidad hormonal y aumenta las hormonas de crecimiento mientras se convierte en un quemador de grasa.

El ayuno intermitente puede ser útil con una dieta de eliminación que reduce sus sensibilidades. Puede comenzar con una ventana de ayuno de 12 horas entre la cena y el desayuno durante 2 semanas. Cuando esté cómodo avanza a 14 horas durante 2 semanas. Continúe así hasta que haya alcanzado un segmento de ayuno diario de 16 a 18 horas.

Audio  

Reducir el estrés

Cuando el cuerpo está bajo estrés, la digestión no tiene prioridad. Esto resulta en la sobreproducción de ácido estomacal y enzimas. Los jugos digestivos proporcionan un papel protector en la esterilización de los alimentos que comemos, lo que mantiene el equilibrio en el microbioma.

Comer mientras está estresado crónicamente aumenta la secreción del estómago, haciendo que la comida permanezca en el mismo y no se digiera bien. Este estancamiento promueve el crecimiento bacteriano disbiótico y la inflamación. Este crecimiento excesivo de bacterias produce toxinas que entran en el torrente sanguíneo y causan más inflamación en todo el cuerpo.

Audio  

Vitamina C

La terapia con vitamina C es de vital importancia para la cura y prevención del daño de la mucosa gástrica de las lesiones. Mientras más bajos sean los niveles de vitamina C en la sangre, más probabilidades hay de que se infecte con H. pylori.

La deficiencia de vitamina C se ha relacionado en formas consecutiva con los trastornos gástricos. La vitamina C juega un papel clave en la protección y curación de la mucosa estomacal e intestinal.

Audio  

Jugo de col o repollo

El jugo de repollo es un remedio natural popular contra la gastritis. Es rico en vitamina C, también es un antioxidante que ayuda a prevenir y tratar las infecciones por H. pylori.

Además, el jugo de repollo es una gran fuente del aminoácido L-glutamina y del antioxidante sulforafano. Estos compuestos ayudan a proteger y curar el revestimiento gástrico y previenen y curan el síndrome del intestino permeable.

Finalmente, la col es una de las mejores fuentes alimenticias de metionina S-metil sulfonio (MMS), que fue nombrada Vitamina U en 1950 por Garnett Cheney por su característica anti-ulcerogénica no caracterizada. Cheney llamó a la vitamina U MMS para indicar lo sorprendente que pensaba que era este nutriente por su impacto en la curación de las úlceras.

Audio  

Carnosina de zinc

El zinc es un oligoelemento esencial que se utiliza en más de 300 proteínas genéticas en el cuerpo y aproximadamente el 25% de la población mundial es deficiente en zinc.  El zinc es fundamental para curar heridas en todo el cuerpo y es esencial para la salud del sistema gastrointestinal.

La carnosina de zinc es un zinc conectado al dipéptido L-carnosina. Un artículo de 2007 publicado en la revista médica «Gut», abordó la notable capacidad de la carnosina de zinc para estabilizar la mucosa gástrica y promover la reparación.

Otro estudio de 2017 analizó la carnosina de cinc en combinación con un tratamiento con antibióticos para la infección por H. Pylori. Demostró que la tasa de erradicación mejoró y que los individuos tuvieron menos reacciones negativas al antibiótico.

Audio  

Jengibre

El jengibre se utiliza con frecuencia para mejorar el proceso digestivo. Se han encontrado nueve sustancias diferentes dentro del jengibre que estimulan los receptores de serotonina en el intestino, lo que proporciona beneficios mejorados para el sistema gastrointestinal.

La estimulación de estos receptores de serotonina mejora la motilidad gástrica y ayudan a reducir la inflamación relacionada con el estómago. Además, el jengibre tiene poderosos beneficios contra las náuseas, lo cual es muy útil para las personas con úlceras estomacales, ya que es una queja muy común.

Se ha descubierto que el jengibre tiene un efecto gastroprotector, ya que equilibra los jugos digestivos, mejora la función digestiva y suprime el H. pylori. Agregue 2 o tres rebanadas de jengibre fresco a dos tazas de agua caliente. Dejar reposar durante aproximadamente media hora. Luego beba 20 minutos antes de una comida.

Audio  

Cúrcuma

La cúrcuma es una especia de uso frecuente del sur de Asia. Se utiliza en muchos platos indios. Su rico color amarillo la hace fácilmente reconocible. La curcumina, que es el principio activo de la cúrcuma, tiene muchos beneficios, entre ellos la reducción de la inflamación y la dilatación de los vasos sanguíneos.

La cúrcuma previene el daño gástrico por H. pylori y estimula la formación de moco gástrico protegiendo la mucosa contra la acción de sustancias que la irritan.

Audio  

Regaliz

El regaliz es una hierba poderosa que se ha utilizado durante miles de años en varias culturas para ayudar con la indigestión y las úlceras. El regaliz ayuda a estimular la liberación de secretina que mejora el revestimiento del moco del estómago. Esto le confiere sus características demulcentes (agente que calma y alivia la irritación de las membranas mucosas). Esta es la razón por la cual el regaliz es venerado por su uso en gastritis ya que ayuda a proteger y curar el revestimiento gástrico.

También es una poderosa defensa contra la bacteria H Pylori que está relacionada con las úlceras estomacales y una serie de otros problemas de salud digestiva.

L-Glutamina

La L-glutamina es un aminoácido que es imprescindible para la función adecuada del sistema digestivo y el sistema inmunológico. Es un combustible primario, no solo para una membrana digestiva saludable, sino también para el recrecimiento y la reparación del revestimiento mucoso.

L-glutamina puede ayudar a proteger su estómago de la bacteria H. pylori. La L-glutamina también puede disminuir la inflamación y el daño causado por el uso de H. pylori y AINEs

Probióticos

Los probióticos son bacterias amigables que promueven la salud digestiva. Los probióticos estimulan la producción de moco gástrico, el cual actúa como protector.

Los probióticos también ayudan en la absorción de nutrientes que favorecen la curación de heridas. Los probióticos también desempeñan un papel en la prevención de infecciones por H. pylori.

Audio  

Goma de masilla

La masilla es una resina obtenida del árbol de la masilla. El árbol de la masilla generalmente crece en el Mediterráneo. Su savia se seca en pedazos de resina quebradiza y translúcida. La masilla se ha utilizado en medicina ancestral para tratar trastornos como gastritis y úlceras.

La goma de masilla parece tener actividad antibacteriana contra H. pylori. En un estudio, la ingesta de 350 mg de goma de masilla alivió el malestar gástrico y promovió un equilibrio bacteriano saludable al tiempo que brindó protección antioxidante para las células de la mucosa.

MSM

Se ha demostrado que los compuestos de azufre en las verduras fermentadas, como el kimchi, pueden proporcionar beneficios para las personas con gastritis al proteger y apoyar la barrera mucosa en el tracto digestivo. El MSM puede ser una estrategia útil para reducir la inflamación y la autoinmunidad.

Las úlceras causadas por el exceso de ácido estomacal pueden revertirse con MSM.  El MSM ayuda a reducir la sintomatología en pacientes que sufren trastornos digestivos asociados a alta producción de ácido gástrico.